El camino hacia un sueño | Ametsa egi bihurtzeko bidea



Hace unas semanas  contaba a varias madres de la escuela publica en la que están matriculados mis 2 hijos mi intención de cambiarles al centro Osotu Lanbarri en el curso 2018/19. Con todo mi entusiasmo les contaba las virtudes que me habían convencido para dar el paso hacia el cambio (niño como centro del aprendizaje, no penalización del error, respeto a los ritmos, no imposición del programa , trabajo interedades, atención a lo emocional…), aspectos que entendía importantes no solo para la motivación en el día a día de mis hijos, sino para aportarles las herramientas que considero necesarias para su desarrollo integral, no solo intelectual. 

Tras mi exposición llegaron las primeras preguntas y comentarios: ¿Su pedagogía está contrastada? ¿Les vas a llevar hasta Güeñes? ¿No será una secta? Si este centro tiene muy buenos resultados académicos y está haciendo esfuerzos por mejorar su proyecto educativo, ¿Para que cambiar? Con lo cómodo que es tenerles cerquita de casa.

Al llegar a casa volví a reconectarme con mi necesidad al leer los mensajes del grupo de familias con los que comparto esta gran causa por hacer posible el centro Osotu con varios ciclos, apoyando a Fundacion Osotu, que por sí misma podría hacer frente inicialmente a 1 ciclo ( tras la caída de una importante fuente de cofinanciación que permitía afrontar 3 ciclos).Son familias a las que he conocido hace poco,  con las que comparto un objetivo común, y que como yo, han pensado que a pesar de no ser el camino más fácil, sí que es el camino que creen más adecuado para sus hijos/as.

Es cierto, hay muchos niños y niñas y muchas familias que están a gusto con una aproximación academicista, que potencie sobre todo el aspecto intelectual y se centre en ciertas inteligencias;  y es totalmente respetable. Pero ¿Qué pasa con los que tienen otros talentos? ¿Por qué el ritmo de aprendizaje debe determinarlo la edad? ¿Por qué tanta fobia al movimiento en las aulas? ¿Se puede mejorar como se trabaja con los alumnos/as de altas capacidades o con necesidades educativas especiales? ¿ Por qué crear solamente consumidores de conocimiento y no creadores del mismo? ¿Por qué queda tan relegada la oratoria? ¿Acaso las emociones no influyen en el proceso de aprendizaje, en como pensamos y afrontamos cada día?

No se trata de meter a todo el sistema convencional en el mismo saco porque no sería justo;  sé que hay docentes tanto en centros públicos como privados y/o concertados que están haciendo un trabajo excelente implementando nuevas aproximaciones en el aula, y también los propios centros tanto públicos como privados y/o concertados que tratan de adaptarse a las nuevas necesidades de innovación educativa.

Y por tanto, cada familia es la que debe pensar que oferta tiene en su entorno y si esta saca o no lo mejor de sus hijos/as, si resalta o no sus fortalezas, si respeta o no sus diferencias en los procesos de aprendizaje, su individualidad, si potencia su creatividad , si les aporta herramientas o les empequeñece a la hora de resolver los problemas, si suma a su bienestar emocional o les complica la existencia y por consiguiente también la de su familia más cercana dentro y fuera del horario escolar.

En mi etapa de estudiante de EGB y de Bachillerato casi nunca acabábamos los contenidos de las asignaturas y siempre teníamos temas que se repetían de un curso a otro, relegando a otros al último lugar. El único objetivo del curso acabó siendo ir aprobando exámenes, y a ser posible sacar buena nota para tener algún premio de la familia o sentirse reconocida, disminuyendo paulatinamente el gusto por las clases, reduciendo el aprendizaje a la memorización de contenidos. Por no tener, no tuvimos ni siquiera oportunidad de aprender a tocar un instrumento, por lo que la conexión con la música si no tenías una familia que la apreciase y apostase por ella como extraescolar era prácticamente nula. No había apenas lugar para la creatividad, para la investigación, las miradas críticas, para las exposiciones orales y mucho menos para lo emocional o el desarrollo de talentos latentes.

Tuve que darme de bruces con la realidad empresarial para ser consciente de la importancia de estos aspectos y de otros como el trabajo en equipo. Y hoy soy consciente de que en un mundo tan cambiante como el que les está tocando vivir a nuestros hijos/as no serán los conocimientos únicamente lo que les hará exitosos, no en la mayoría de los casos. 
Como mi experiencia en la escuela habia sido buena en lo académico y decepcionante en otros ámbitos, y aunque ha habido cierta evolución desde entonces, desde que nació mi primer hijo hace 5 años empecé a profundizar en temas educativos y fui conociendo centros vascos y de otros territorios con pedagogías "alternativas". Al no contar con ninguno en mi entorno, escolarice a mis 2 hijos en la escuela de mi municipio con la idea de poder impulsar desde dentro algunos cambios en el proyecto educativo desde el Consejo Escolar, y colaborar en el AMPA...Y en eso estaba cuando hace casi dos años acabé en una jornada informativa de presentación de Osotu.

Conocí la propuesta pedagógica y a su promotora, la Fundacion Osotu Lanbarri y me encanto. Era un centro por construir, en un radio abarcable en autobús desde mi municipio, con docentes que iban a ir formándose hasta el inicio de actividad en esa propuesta pedagógica, que empezaría con un ciclo pero con el objetivo de ir creciendo hasta poder cubrir todas las etapas formativas previas a la Universidad y que quería desarrollar el propio marco educativo vasco Heziberri 2020 al 100% (el cual permite poner en práctica numerosas innovaciones en el aula, un compendio de metodologías propias de modelos alternativos).  Si había demanda para más ciclos, verían como poder hacerlo realidad en el menor plazo posible.

Desde que conozco Osotu, junto a otras casi 400 familias no dejamos de soñar en el día que empiece a andar con varios ciclos y pueda ser concertado, siendo así accesible a todas las familias que consideren que es el lugar en el que quieren matricular a sus hijos/as. Lo queremos y sabemos que el sistema lo necesita, que su impacto no será meramente educativo, sino que es un proyecto transformador. 

Hasta conseguir ese apoyo público (llegará) y otros posibles apoyos de entidades que valoren el proyecto, nos va a tocar trabajar mucho si queremos que este sueño se haga realidad, pero no nos falta determinación, creatividad y voluntad.

Al fin y al cabo, como decía Rudyard Kipling:

Piensa en grande y tus hechos crecerán. Piensa en pequeño y quedarás atrás. Piensa que puedes y podrás. Todo está en el estado mental. 


Duela aste batzuk nire semeak matrikulatuta dauden eskola publikoko ama batzuekin hitz egiten, 2018-19 ikasturtean nire semeak Osotu Lanbarri eskolara aldatzeko asmoa dudala aipatu nien. Irrika handiz, aldaketa hau gauzatzeko bultzatu nauten bertuteak adierazi nizkien (umea ikasketa prozesuaren protagonista, akatsekiko zigor eza, erritmo desberdinen errespetua, programarekiko inposaketa eza, adin desberdinen arteko kooperazioa, arreta emozionala…), ez bakarrik egunerokoan nire semeen motibaziorako garrantzitsuak diren alderdiak, baizik eta beraien osotasunean garatzeko beharrezkoak dituzten baliabideak.

Nire adierazpenaren ondoren, lehenengo zalantza eta galderak agertu ziren: Pedagogia hori egiaztatuta dago? Gueñes herriraino eramango dituzu zure semeak? Ez da sekta bat izango? Zentro publiko honek emaitza akademiko onak baditu eta hezkuntza proiektua hobetzeko ahaleginetan ari bada, zertarako aldatu etxetik hurbil edukitzeak daukan erosotasuna kontuan hartuta?

Etxera heltzean mezuak irakurtzeari ekin nion berriro ere, familien mezuak, ziklo desberdinez osatutako Osotu zentroansinesten duten familien mezuak.Osotu fundazioa bultzatzen dutenak, ziklo bakarrari aurre egiteko gai dena, hiru zikloei aurre egiteko aldi baterako finantzaketa garrantzitsua galdu berri duena.

Duela gutxi ezagutu ditudan familiak dira hauek. Guztiok helburu berdina dugu eta nik bezala, beraiek ere pentsatu dute nahiz eta bide erreza izan ez, gure seme alabentzat bide egokiena hau dela. 

Egia da familia eta ume asko gustura daudela alderdi intelektualak indartzen dituen eredu akademizista batekin eta guztiz errespetagarria da baina, zer gertatzen da beste gaitasun batzuk dituzten umeekin? Adinak zergatik ezarri behar du ikasteko erritmoa? Zergatik hainbeste beldur ikasgeletan mugimendua egoteari? Hobetu daiteke hezkuntza premia bereziak dituzten ikasleen ikaste-irakaste prozesua? Zergatik sortu ezagutzen kontsumitzaileak horren sortzaileak sortu beharrean? Zergatik baztertu oratoria? Akaso sentipenek ez dute eraginik ikasketa prozesuan, eguneroko bizitzan eta gure pentsatzeko eran?

Kontua ez da sistema konbentzional osoa berdin epaitzea. Badakit, bai zentro publikoetan bai pribatu edota kontzertatuetan ere, ikasgeletan hurreratze berritzaile bikainak egiten dituzten irakasleak daudela eta era berean, hezkuntza berritzaileari egokitzen ari diren eskola publiko edota pribatu kontzertatuak daudela. 

Horregatik, familia bakoitzaren esku dago inguruan daukan eskaintza aztertzea: euren seme alaben bertuteak indartzen dituen ala ez, beraien indar-guneak nabarmentzen dituen ala ez, baliabideak eskaintzen dizkien edo arazoen aurrean txikitzen dituen, ongizate emozionalean laguntzen dien edo eguneroko bizitza zailagoa egiten dien bai ikasle eta bai familiari ere. 

Gogoan dut nire ikasle garaian ez genituela inoiz ikasgaietako eduki guztiak lantzen, baina bazeudela eduki batzuk, ikasturtez ikasturte errepikatzen genituenak. Azterketa guztiak gainditzea zen ikasturteko helburu bakarra eta ahal izanez gero, nota ona edukitzea familian eta eskolan goraipatuak izateko. Eskolara gustura joateak eta memorizazioaren ordez ikasketa esanguratsua sortzeak, ez zuen inolako garrantzirik. Ez genuen musika tresna bat jotzeko aukerarik izan, beraz, familian edo inguruan ez bazuten musika baloratzen eta beste modu batez transmititzen, ez genuen musikarekiko harremanik izaten. Ez zegoen sormenerako tarterik, ezta ikerkuntzarako, kritikarako edo ahozko adierazpenerako ere ez; eta are gutxiago emozio edo talentuen garapenerako.  

Enpresa munduarekin topo egin behar izan nuen aspektu hauen garrantziaz ohartzeko. Eta gaur egunbadakit gure seme alabak bizitzen ari diren mundu aldakor honetan arrakasta lortzeko, ezagutzak ez direla hain garrantzitsuak izango, ez behintzat, kasu gehienetan. Nire eskolako esperientzia ona izan zen akademikoki baina oso etsigarria beste alor batzuei begira. Nahiz eta ordutik hona hezkuntzak garapena izan duen, duela bost urte nire lehen semea jaio zenean, hezkuntza arloan sakontzen eta pedagogia“alternatiboei” buruzko ezagutzak jasotzen hasi nintzen. Nire inguruan ez nuenez ezaugarri horiek zituen zentrorik aurkitu, nire bi semeak bizi garen udalerriko eskola publikoan eskolaratzea erabaki nuen eta Eskola Kontseilutik edo Gurasoen Elkartetik, hezkuntza proiektuari buruzko berrikuntzak aldarrikatu. Horretan nenbilen, duela ia bi urte Osotuezagutzeko aurkezpen jardunaldi batera joan nintzen arte.

Proposamena ezagutu nuen, baita proiektuaren sustatzailea den Osotu Landabarri Fundazioa ere, eta zeharo maitemindu nintzen. Sortzear zegoen zentro bat zen, nire udalerritik autobusez joateko aukerak zituena, hasierako urratsetatik beraien ildo pedagogikotik formakuntza jasoko zuten irakasle talde bat zuena, ziklo bakarreko eskaintzarekin hasiko zena, baina denborarekin handitzea helburu zuena unibertsitatera heltzeko hezkuntzako etapa guztiak eskainiz. Euskal hezkuntza eredua jarraitu nahian zegoen, Heziberri 2020 (berrikuntza pedagogikorako aukera ematen duen eredua) eta eskakizun handia izatekotan, denbora epe laburrean erantzun bat emateko prest zegoen. 

Osotu ezagutzen dudanetik, beste 400 familiekin batera, ez diogu amesteari utzi. Eskola kontzertatu gisa ziklo desberdinak eskaintzekoirrikaz gaude denok, eredu hau hautatu nahi duten familia guztiek euren seme alabak leku honetan matrikulatzeko aukera izateko. Hauxe nahi dugu eta badakigu sistemak behar hau duela. Ziur gaude eragina ez dela hezkuntza alorrean bakarrik sumatuko, proiektu eraldatzaile bat izango da eta. 

Proiektuak beharrezkoa duen laguntza publikoa eta beste entitateen babesa heldu arte (helduko baita), lan gogorra dugu aurretik baina horretarako beharrezkoa den determinazio, sormen eta borondatearen beharrik ez daukagu. 

Azken finean RudyardKiplingek zioen bezela:

Handitasunean pentsatu eta zure ekintzak handituko dira. Txikitasunean pentsatu eta atzean geldituko zara. Ahal duzula pentsatu eta lortuko duzu. Dena dago egoera mentalean.